fbpx

Resultados iniciales de la investigación

Quanten Leap está comprometido con la investigación continua en los campos del desarrollo y la transformación humanos. Este informe contiene los resultados de seis estudios iniciales llevados a cabo por destacados investigadores.

¿Quién recibe los entrenamientos de Transformación? ¿Son gente como yo o estaré solo y entre extraños? ¿Estos entrenamientos son un tipo de terapia de grupo? ¿Cuáles son algunos de los problemas en los que se centra el entrenamiento?

Sencillamente, la gente recibe los entrenamientos. Los participantes de los entrenamientos en transformación provienen de todos los ámbitos sociales, además, todas las etnias y religiones están representadas. No importa cómo seas, probablemente haya gente como tú asistiendo a los entrenamientos.

La parte demográfica de los estudios del Dr. Ross reveló que, en conjunto, los asistentes a los entrenamientos tienen una educación ligeramente superior a la media estadounidense. Hay más solteros y otros están comprendidos en el grupo de edad de 20 a 40 años.

Los que participan en el curso Avanzado suelen ser ligeramente mayores y, quizás como resultado de ello, es más probable que estén casados y tengan un título universitario, en comparación con los del entrenamiento Básico.

Los entrenamientos de transformación no son una terapia. De hecho, en sus dos estudios sobre el entrenamiento Básico, el Dr. Ross descubrió que el 97 % de los estudiantes tenía claro que el entrenamiento no era un tratamiento psicológico o médico.

El deseo de conseguir «mejores relaciones personales» fue mencionado por el 69 % de los encuestados como una razón por la que realizaron el entrenamiento, mientras que un 68 % mencionó querer conseguir un «mayor conocimiento interior». El cuarenta y uno por ciento indicó que al apuntarse al entrenamiento esperaba resolver algún problema actual o conseguir ayuda en la toma de alguna decisión.

Los resultados del Dr. Lieberman en el estudio cuatro indicaron que, aunque los participantes de los grupos de educación experiencial en general tendían a transmitir más estrés por su vida actual que los estadounidenses que no participaban, tenían una incidencia ligeramente más baja de diagnóstico psiquiátrico que los estadounidenses en conjunto.

¿Puedo rentabilizar este programa? ¿Merecerá la pena invertir mi tiempo, mi energía y mi dinero?

El Dr. Ross abordó el problema del valor percibido de los entrenamientos desde varias perspectivas. Sus resultados revelaron sistemáticamente que la mayoría de los participantes sentían que el curso tenía un valor considerable.

 Uno de los enfoques realizaba una serie de tres preguntas:

1) «¿Cuál es tu valoración del valor que has obtenido del curso en su conjunto?»

Los estudiantes de los cursos Básico (56 %) y Avanzado (71 %) estuvieron de acuerdo con que el curso fue uno de sus experiencias más valiosas. Había cinco respuestas disponibles, desde «Una de las experiencias más valiosas que he tenido nunca» hasta «Sin valor» (las opciones «Un ligero valor» y «Sin valor» han sido combinadas en la tabla de abajo).

Estudios Entrenamientos transformacion Valor Vs entrenamiento

2) La segunda pregunta trataba sobre el valor del entrenamiento en relación a su precio. Más del 80 % de los estudiantes del curso Básico y más del 90 % de los estudiantes del curso Avanzado afirmaron que tenía un valor igual o superior a su precio.

Estudios Entrenamientos transformacion Valor esperado

3) La tercera pregunta trataba sobre el valor del curso en relación a las expectativas de los estudiantes y, una vez más, se evidenciaron unos altos niveles de satisfacción.

En un segundo enfoque para evaluar el valor percibido, el Dr. Ross mostró simplemente un número de frases descriptivas y pidió a los participantes que indicasen si la frase era, en su opinión, totalmente falsa, en general falsa, incierta, en general verdadera y totalmente verdadera. Esta tabla muestra los resultados del estudio Básico, donde el 90 % o más de los estudiantes estuvieron de acuerdo con que esas frases reflejaban experiencias positivas y muy pocos estuvieron de acuerdo con frases que reflejarían experiencias negativas.

 

Frase Totalmente verdadera o en general verdadera Incierta o ambivalente Totalmente falsa o en general falsa
El curso fue interesante 98% 2% 0%
Ha experimentado alegría/placer/diversión 94% 3% 3%
Se ha sentido atacado/amenazado por los compañeros estudiantes 2% 1% 97%
Su amor propio y autoaceptación han aumentado 90% 3% 7%
Se ha sentido atacado por el instructor/personal 5% 6% 89%
El curso no intentó cambiarlo 93% 5% 2%
El instructor fue cruel/hostil/frío 4% 5% 91%
Su sentido de la responsabilidad/del control ha aumentado 95% 3% 2%
Los instructores manejaron potencialmente bien los momentos de dificultad 98% 2% 0%

 

Los sentimientos sobre el curso ofrecen mucha información acerca del valor percibido, pero el deseo de actuar es, quizás, un indicador incluso más significativo. En un tercer enfoque, se preguntó a los estudiantes de los cursos Básico y Avanzado si recomendarían el curso que han completado a sus amigos, compañeros de trabajo o familiares. Había seis respuestas posibles, desde «Sin duda alguna, sí, a varios compañeros» hasta «En absoluto».

La gráfica siguiente muestra el porcentaje de estudiantes que marcaron cada una de las posibles alternativas:

Estudios Entrenamientos transformacion Recomendaria

¿Mi experiencia en el entrenamiento será agradable? ¿Habrá momentos difíciles o incómodos?

Los resultados del Dr. Ross revelaron que la respuesta a estas dos preguntas fue «sí». La gran mayoría de los participantes indicó que las experiencias habían sido positivas y un número significativo también experimentó cierta incomodidad.

Los encuestados indicaron que a menudo, o muy a menudo, experimentaron estados de «felicidad o alegría» (54 %), «excitación o entusiasmo» (65 %) y «seguridad y apoyo» (64 %).

«La frecuencia o intensidad de los sentimientos, tanto positivos como negativos, experimentados por los participantes durante los cursos Básico y Avanzado ha sido un objetivo concreto de nuestra investigación», informó el Dr. Ross.

Cuando se les preguntó qué estado emocional habían experimentado, una clara mayoría de los estudiantes del curso Básico respondió que experimentó a menudo, o muy a menudo, «felicidad o alegría» (63 %), «excitación» (73 %) y «seguridad y apoyo» (77 %) Aunque las experiencias negativas fueron menos frecuentes, no fueron inusuales, ya que los participantes afirmaron que experimentaron a menudo, o muy a menudo, «tristeza o depresión» (25 %) y «ansiedad» (30 %).

La naturaleza del curso Avanzado, que evoca una mirada más profunda hacia sí mismo, puede resultar violento para algunas personas, así que no es sorprendente que el 45 % de los estudiantes indicasen haber experimentado a menudo, o muy a menudo, «ansiedad o miedo» y «tristeza o depresión». Sin embargo, los mismos encuestados del curso Avanzado indicaron que a menudo, o muy a menudo, experimentaron estados de «felicidad o alegría» (54 %), «excitación o entusiasmo» (65 %) y «seguridad y apoyo» (64 %).

Cada vez que las personas emprenden un proceso de aprendizaje, es probable que aparezcan un amplio abanico de experiencias; solo hay que observar el primer día de colegio de todos los niños. Desde tiempos inmemoriales, los filósofos han documentado las dificultades intrínsecas en el crecimiento personal del ser humano. De hecho, la manifestación de un amplio abanico de sentimientos y emociones por parte de los participantes estudiados en los entrenamientos de Lifespring está en consonancia con su participación en una experiencia de crecimiento o aprendizaje.

Los estudios, además, revelaron que un 84 % de los encuestados, tanto del curso Básico como del Avanzado, experimentaron el apoyo de sus compañeros estudiantes y un apoyo incluso mayor de los jefes del pequeño grupo de personal.

Los estudios evidenciaron que, a pesar de que en algunos momentos el entrenamiento resultó difícil o incómodo, los participantes consideraron que la experiencia fue positiva y constructiva.

¿Cuáles son las posibilidades de que sufra daños de algún tipo?

Las personas que reciben entrenamientos de transformación tienen la esperanza de sentirse mejor al finalizar la experiencia de lo que se sentían al iniciarla. Como ya se mencionó anteriormente, la gran mayoría de los participantes de los entrenamientos de transformación sintieron que estos fueron beneficiosos. Sin embargo, cualquier procedimiento con la capacidad de crear fuertes efectos positivos puede también tener la capacidad de crear efectos negativos. Queríamos evaluar el posible riesgo de daños que puede tener lugar durante un entrenamiento o como resultado de este.

Una de las razones de nuestra preocupación era el hecho de que algunos estudios de psicoterapia han mostrado que hasta un 10 % de la gente que emprende una psicoterapia rinden a niveles más bajos tras la terapia de lo que rendían antes de realizarla. Asimismo, un estudio exhaustivo de 17 grupos de encuentro distintos y con orientaciones muy diferentes, llevado a cabo por los doctores Yalom y Lieberman (junto con el Doctor en Medicina Miles), reveló que el 9 % de los participantes obtuvo resultados negativos.

Los entrenamientos en transformación no son ni una psicoterapia ni un grupo de encuentro, pero descubrimientos como estos nos aconsejaban fuertemente investigar la posibilidad de daños.

Los doctores Lieberman y Yalom seleccionaron a 30 de los 299 participantes que mostraban indicios de ser vulnerables al daño, basándose en las observaciones de los investigadores, un test psicológico y las observaciones de los otros participantes. Se entrevistaron a veintitrés de esos participantes y, aunque cinco presentaron indicios de estrés durante unos pocos días, los investigadores vieron que ninguno presentó dificultades que durasen más allá de una semana después del entrenamiento.

En otro estudio, el Dr. Lieberman fue capaz de usar un procedimiento de entrevista desarrollado por el Instituto Nacional de Salud Mental para identificar a ocho (o el 24 %) de los 33 estudiantes de un curso Avanzado que, según este procedimiento, podían recibir un diagnóstico psiquiátrico en ese momento o con posterioridad (el 24 % es aproximadamente el mismo porcentaje de individuos que reciben un diagnóstico psiquiátrico en una muestra media de estadounidenses). Seis meses más tarde, ninguno de esos 33 participantes tenía reacciones adversas.

Los métodos estadísticos son más difíciles de aplicar a casos raros, así que no es legítimo decir que, basándose en esos dos minuciosos pero pequeños estudios, «nadie ha sufrido o sufrirá daños en un entrenamiento de Lifespring». Sin embargo, es posible transmitir que la incidencia de daños en un entrenamiento de Lifespring será extremadamente baja, sobre todo si la comparamos con los resultados obtenidos en otros enfoques de crecimiento personal que han sido estudiados.

Cada vez que las personas emprenden un proceso de aprendizaje, es probable que aparezca un amplio abanico de experiencias.

By |2018-10-15T22:00:55+01:00octubre 2nd, 2018|Investigaciones Cientificas|0 Comments

About the Author:

Para mejorar la calidad del uso, nuestro servicio y la experiencia de usuario, esta página usa cookies y servicios de terceros, al hacer click estás aceptando la políticas de cookies y privacidad. Configuración Acepto